Cómo evitar que mis campañas vayan a spam

Uno de los principales problemas a la hora de enviar campañas de email es que se reciban en la carpeta de spam o de correo no deseado. La parte positiva es que es un problema que en la mayoría de casos tiene solución. Desde Acumbamail realizamos las acciones necesarias y cumplimos todos los requisitos en nuestras IPs para evitar la carpeta de spam, pero la parte más importante depende del cliente, de la configuración de su dominio, de su lista y del contenido de su campaña. La entregabilidad es un problema complejo y depende de muchos factores, por lo que vamos a intentar explicar todos ellos con el máximo detalle. 

Comprobar si tu campaña está realmente yendo a spam

Lo primero que debes tener claro es si tu campaña realmente está teniendo un problema de entregabilidad. Los filtros de spam son muy heterogéneos y, en ocasiones, uno de tus suscriptores te puede indicar que ha recibido tu campaña en la carpeta de correo no deseado pero esto no significa que tu campaña esté teniendo problemas generales de entregabilidad. En cierto modo es normal que algún email puntual acabe en la carpeta de spam, el problema aparece cuando el problema persiste en el tiempo y afecta a la mayor parte de tus suscriptores. Estas campañas que han ido a spam son fácilmente identificables porque sus ratios de apertura suelen ser muy bajos, entre el 1% y el 2%. 

A partir del 7% de aperturas podemos considerar que una campaña tiene un ratio de apertura saludable, aunque este dato depende mucho de la lista de suscriptores y del sector en el que se realice el envío. Es importante no alarmarse por una queja aislada o varias y analizar la situación en conjunto en lugar de hacerlo de forma individual. En muchas ocasiones es imposible detectar el motivo por el cual una campaña ha llegado a spam y en la mayoría de casos las siguientes campañas funcionan con normalidad, por lo que es recomendable no preocuparse si el problema es puntual.

Uno de los casos que más alarman a los clientes es cuando, antes de realizar la configuración de DKIM y SPF, se mandan un envío a sí mismos y este va a la carpeta de correo no deseado. El caso de enviarte emails a ti mismo y que lleguen a spam es el caso más habitual, ya que tu dominio es perfectamente consciente de que no está enviando los email desde su propio servidor y por eso lo marca como spam. 

El remitente de tu campaña es importante

En muchas ocasiones no se pone mucho cuidado en elegir un remitente para la campaña. A veces, incluso, se utiliza un remitente de un proveedor de correo cualquiera, como por ejemplo una dirección de hotmail o gmail. Esta práctica puede reducir mucho el porcentaje de apertura de tu campaña. Lo más importante de este punto es que utilices un correo que pertenezca a un dominio de tu propiedad. Además es muy recomendable que la dirección exista y que no sea del tipo no-reply, para que tus suscriptores puedan ponerse en contacto contigo directamente respondiendo a tus correos. 

Para evitar el problema de que al enviarte un correo a ti mismo te llegue a la bandeja de correo no deseado es necesario que sigas los pasos que se indican en la siguiente sección y por ello es importante que el correo sea de un dominio de tu propiedad. De otra manera no podrás configurar estos registros y es posible que tu tasa de apertura sea baja.

Configurar el DKIM/SPF

Este es uno de los pasos más importantes de esta guía, por lo que debes leerlo con atención y realizar las acciones pertinentes. DKIM ( domainkeys identified email) y SPF (sender policy framework) son dos protocolos que se han convertido en un estándar para diferenciar el correo legítimo del que no lo es, la inmensa mayoría de los proveedores de correo los implementan y son parte de su algoritmo de filtrado de correo. Básicamente SPF se encarga de determinar qué servidores pueden enviar emails desde tu dominio y DKIM se encarga de verificar que el servidor que envía el contenido es quien dice ser y que el email no se ha alterado por el camino. 

Como ves, el principal factor para evitar ser marcado como spam es configurando dos registros DNS. Esta configuración te va a llevar solamente unos minutos y, además, puedes enviarle un email a una persona técnica de tu confianza para que te lo configure sin necesidad de compartir tu cuenta de Acumbamail. Para realizar esta configuración sigue los pasos que tienes en este artículo

Utilizar una lista de buena calidad

La lista a la que se envían los correos es el principal factor de éxito de una campaña de email marketing. Generalmente la tasa de apertura está relacionada directamente con cómo se ha obtenido esta lista y el tiempo que ha pasado desde que se hicieron envíos a la misma. La compra de listas o el envío a listas ajenas, además de ser ilegales en nuestro país, harán que la reputación de tus dominios caiga miserablemente y puede provocar que toda tu estrategia de email marketing sea infructuosa. Las listas compradas suelen tener multitud de emails que no existen (lo cual es un indicador para los proveedores de que tus correos no son demasiado legítimos) y muchos de los usuarios que lo reciban te van a marcar como correo no deseado, ya que nunca lo han solicitado. Tener emails que no existan o suscriptores que te marquen como spam es otro de los factores determinantes para que tu campaña sea enviada a la carpeta de spam.

Uno de los parámetros que utilizan los proveedores de correo es la interacción de tus suscriptores con tus correos, el número de gente que los abre, la gente que hace click en ellos, el porcentaje que los marca como spam, por lo que tu lista de correos, en muchos casos, determinará la cómo de fiable te consideran como remitente de correos. Además, sobre todo en los casos de los proveedores grandes, analizan poco a poco la interacción con los correos, enviando a bandeja de entrada únicamente un porcentaje pequeño para ver cómo reaccionan los suscriptores y aumentando este porcentaje en los envíos sucesivos si es que esta interacción está dentro de los parámetros normales. Por ello hay que utilizar siempre listas de buena calidad y mandarles correos de forma periódica para evitar que tus suscriptores se olviden de por qué se suscribieron.

Construir tu plantilla correctamente

La construcción de la plantilla es un punto importante en el email marketing. Nuestra recomendación es que utilices nuestro editor de plantillas. Es el mejor consejo que podemos darte por muchos motivos, se utiliza para crear decenas de miles de plantillas al día, respeta los estándares, se renderiza correctamente en todos los navegadores y los emails que crea son responsive. Es muy difícil crear HTML que funcione en todos los proveedores de correo electrónico de forma correcta y muy fácil crear una plantilla parecida a ese diseño precioso que tu diseñador te ha hecho. Nuestra recomendación es que tratéis de crear vuestra plantilla vosotros mismos, ya que el proceso es extremandamente sencillo. En caso de que tengáis problemas a la hora de crear vuestra primera plantilla, tenemos un servicio de creación de plantillas premium.

Conservar la reputación de tu dominio

Si anteriormente has mandado algunas campañas que han sido consideradas como spam (en mayor o menor medida), es posible que tengas que hacer lo posible para mejorar la reputación de tu domino y del email remitente de la campaña. Una buena forma de aumentar tu reputación, sería hacer envíos de calidad, siguiendo los consejos que te hemos mostrado e incrementando paulatinamente el número de suscriptores.